Archivos

Barro Negro, Tradición Ancestral

Una de las cosas que más me gusta de México son sus artesanías y todas las diferentes técnicas que se usan para crearlas. Admiro mucho la dedicación de las manos artesanas que siguen usando las técnicas de nuestros antepasados y que transmiten de generación a generación sus conocimientos para conservar nuestras tradiciones.

Barro Negro de Oaxaca

Oaxaca como muchos estados de la República Mexicana se caracteriza por mantener vivas muchas de sus tradiciones ancestrales, sus  fiestas, su música, su danza y por supuesto su artesanía, que en su mayoría  tuvo un fin practico y de uso cotidiano pero que hoy en día representa parte de la grandeza cultural de este pueblo.

Fabricado en San Bartolo Coyotepec, población ubicada a 8 kilómetros  de la ciudad de Oaxaca,  el mundialmente famoso barro negro de Oaxaca es producto de una técnica ancestral en donde el tiempo de elaboración  es la clave de su calidad.

Proceso de elaboración

El  método de su elaboración  es el tradicional del torno sin ruedas, que consiste en dos platos cóncavos de barro, uno hacia abajo soportando el otro. Este método es una herencia prehispánica, las piezas se moldean sobre este torno. El proceso de elaboración dura de 20 a 30 días, que va desde el moldeado, decorado, al secado  lento en cuartos cerrados.

El barro negro se extrae de un paraje cercano al pueblo, se prepara, especialmente para ser quemado, se maneja en torno o en molde y se deja secar al sol durante cuatro días, este paso le proporciona a cada pieza la consistencia para pulirla  y se le efectúan  los calados  del diseño que va a llevar, se vuelve a secar otros cuatro días y ya está listo para él horneado que le otorga el acabado en color negro metalizado.

Los diseños más utilizados son los florales, alguno de ellos intercalados con diseños de aves y otros seres naturales. Los objetos más comunes elaborados con este arte son recipientes para almacenar mezcal, silbatos y una gran variedad de candelabros y cantaros.

 ¿Quién fue Doña Rosa?

Doña Rosa Real de Nieto, fue reconocida con medallas y diplomas por su trabajo como artesana en San Bartolo Coyotepec. Sus trabajos fueron apreciados por coleccionistas y su fama sobrepasó las fronteras de México. Ella le dio brillo al barro negro, cuando accidentalmente descubrió que la cerámica se podía pulir con piedras de cuarzo, de esta forma salió lo que hoy conocemos como barro negro brillante. En sus últimos años ella continuó transformando barro en hermosas piezas, con la fuerza y la habilidad de sus mejores años. Ella trabajó en su taller demostrando sus habilidades a aquellos que vinieron a visitarla hasta el día de su muerte, en 1980.

Cuando visité Oaxaca me recomendaron ir a conocer el taller de Doña Rosa, es una de las cosas más interesantes del estado. El hijo de Doña Rosa continúa trabajando en el taller y realiza una pequeña exposición mostrando el proceso de la elaboración de algunas piezas de barro negro, saliendo de la exposición hay una enorme galería donde puedes comprar todo tipo de objetos de uso común y algunas esculturas muy interesantes. Quedé fascinada con la calidad y belleza de todas las piezas.

Una de las cosas que más me gusta hacer mientras viajo es comprar joyería de los diferentes tipos de artesanía local. Las pulseras, collares, aretes y anillos de barro negro no me podían faltar.

 

Leave a Reply