Archivos

¿Lactancia Materna o Biberón? o … Ambos?

Nota: Esta es una campaña patrocinada y creada en colaboración con Munchkin®. Todas las ideas, imágenes y opiniones son mías. 

It's the little things | Live Colorful

Alimentar a Jax ha sido toda una aventura. Unos meses antes de que naciera yo empecé a leer  libros sobre la lactancia materna. Había oído tantas historias de amigas sobre lo doloroso y difícil que era amamantar y me empezaba a sentir un poco insegura y ansiosa.

Aunque los libros me ayudaron mucho, cuando Jax nació me di cuenta de que nada estaba sucediendo como me lo imaginaba. Jax comenzó rápidamente a aprender a lactar, pero el segundo día en el hospital me descubrí algunas heridas y comencé a sentir mucho dolor al alimentarlo.

Una especialista en lactancia me ayudó a ver los errores que estábamos cometiendo y me dio algunos consejos y trucos. Hablando con ella me hizo sentir tranquila y esperanzada de nuevo, pero esa seguridad no me duró mucho tiempo.

Cuando regresamos a casa, es cuando el caos comenzó. Yo me sentía agotada y adolorida y Jax estaba realmente hambriento e inquieto. Amamantar esos primeros días fue bastante doloroso, pero me sentía determinada y no quería dejar de seguir intentando.

El pediatra de Jax nos vio unos días más tarde y me dijo que tenía que obligarme a dormir un poco más. Me recomendó comprar un sacaleche eléctrico para extraer la mayor cantidad de leche posible y que Jordan, mi esposo, pudiera alimentar al bebé mientras yo tomaba una siesta.

Dentro del caos y el estrés de esos días, no pudimos encontrar un biberón que nos hiciera sentir seguros, así que decidimos alimentar a Jax usando una cuchara, ya sé, suena loco.

Durante el primer par de semanas eso fue lo que hicimos. Yo me sacaba leche y Jordan le daba de comer a Jax mientras yo dormía un par de minutos extras. La cuchara funciono durante un par de días, en ese entonces Jax estaba comiendo sólo 0.5 onzas.

Cuando las heridas sanaron y yo me sentía mucho mejor, me dedique exclusivamente a amamantar.

Justo después de que Jax cumplió un mes y medio de edad, fue cuando por fin nos empezamos a sentir tranquilos. Yo estaba produciendo suficiente leche, Jax estaba creciendo y comiendo bien y los tres comenzábamos a dormir mejor.

Fue entonces cuando empecé a soñar con la idea de ir a cenar con mis amigas o tomar una tarde libre para ir a cortarme el cabello. Por supuesto, para hacer esos sueños realidad teníamos que encontrar la mejor forma de que Jordan le diera de comer a Jax.

It's the little things | Live Colorful

It's the little things | Live Colorful

Probamos varios biberones por un par de semanas, pero ninguno nos gusto mucho, todos tenían el hueco en la tetina muy abierto y Jax terminaba ahogándose al comer. Finalmente nos topamos con el biberón LATCH de Munchkin, y nos encanto!, el flujo de leche es ideal, y Jax realmente se acomoda a el, es casi como si estuviera tomando del pecho.

Entonces decidimos establecer una rutina antes de dormir. Empezamos a bañarlo y descubrimos que dormía mucho mejor ya que estaba todo limpio y fresco. Le ponemos canciones de cuna y Jordan le da de comer con el biberón.

It's the little things | Live Colorful

Mirar a Jordan alimentar a Jax por la primera vez fue la cosa más dulce que jamás había visto. Nunca había pensando en eso antes, pero vi ese momento especial y descubrí lo importante que era para ambos conectar de esa manera.

Yo ya estaba agotada, física y mentalmente, pensando que tenía que estar 100% a cargo de todas las comidas sin poder separarme de Jax. Fue un alivio.

It's the little things | Live Colorful

Jax comenzó a acostumbrarse a su rutina bastante rápido, así que empecé a sacarme más leche durante las mañanas para tener esas onzas de oro líquido listas para la noche. Hemos estado haciendo esto por un par de semanas y Jax parece entender la transición del pecho al biberón y viceversa, lo que es bastante emocionante.

Una de mis cosas favoritas del biberón LATCH de Munchkin es que fue diseñado específicamente para ayudar a las mamás a alcanzar sus metas de lactancia materna. La parte favorita de Jordan es lo fácil que el biberón se mueve y se dobla. Parece que la tetina se acomoda hasta llegar al paladar justo como debe ser cuando el bebé esta tomando del pecho.

Otra cosa que nos gusta, es que los biberones LATCH están diseñados para reducir los cólicos. Jax no parece tener muchos, pero nos sentimos más tranquilos sabiendo que es una cosa menos de qué preocuparnos.

Estamos empezando a llevar a Jax a lugares públicos con más frecuencia ahora que ya le pusieron sus primeras vacunas y las últimas veces hemos llevado con nosotros el biberón en caso de que mamá tenga que hacer otras cosas.

También descubrimos que Jax está chupándose las manos con frecuencia, así que decidimos darle el chupón. Al principio estábamos un poco nerviosos acerca de usarlo, pero la verdad es a veces cuando no puedes cargar a tu bebé y comienza a llorar en la fila del supermercado, todo lo que le calme por un par de minutos es simplemente increíble. También hemos leído que chuparse el dedo puede ser un hábito difícil de romper, prefiero que se acostumbre al chupón, que le puedo quitar en unos meses, a tener que lidiar con su pulgar en la boca por años y años.

La primera vez que salimos preparados fue la semana pasada, cuando tuve una cita con el médico. Me sentía tan tranquila dejando a Jax con Jordan. Regrese y los dos estaban felices, fue un momento increíble. Por fin sentí que tal vez la idea de poder hacer cosas solita de vez en cuando no será imposible. Amo a mi bebé, pero un poco de tiempo para mi me va a ayudar a amarlo mil veces más y a sentirme mejor conmigo misma.

Estoy sacándome más y más leche esta semana ya que muero por irme a cortar el cabello. Tengo muchas ganas de irme sin prisas y estoy más tranquila sabiendo que bebé y papá van a estar bien, por que al parecer les encantan esos momentos especiales juntos, y yo amo verlos conectarse de esa forma especial y totalmente nueva.

¿Cómo fue la lactancia materna para ti? ¿Cómo le hiciste para que tu bebé no se confundiera y pasára del pecho al biberón y viceversa?

¿Algún consejo para las mamás primerizas?

It's the little things | Live Colorful

Mientras los biberones y chupones LATCH están disponible en Target y Babies’R’Us, también puedes conseguirlos en Munchkin.com. Además, disfruta de un gran descuento al comprar más botellas en Munchkin.com – ahorra hasta un 15% de descuento!

It's the little things | Live ColorfulEste post fue traído a ti por Munchkin LATCH como parte de la campaña #LoveLatch.

Tags:

Leave a Reply